Manifestación histórica: condición necesaria pero no suficiente.

Publicado por el 9/10/2017. Categoría: Opinión, opinión en medios

Consecuencia del golpe contra la democracia dado, a cámara lenta, por los independentistas en Cataluña, conocemos más a nuestros dirigentes, a nuestros líderes, a nuestros partidos políticos… y a nosotros mismos. Sabemos dónde ha estado cada uno y cómo ha reaccionado. Y tomamos nota. A los nacionalistas, contra quienes veníamos alertando, algunos ya los conocíamos: el nacionalismo es responsable de dos guerras mundiales, esa ideología profundamente reaccionaria que socava la convivencia y termina enfrentando a ciudadanos contra ciudadanos.

La manifestación de hoy en Barcelona en defensa de la unidad cívica de España, la Constitución Española y la democracia ha sido multitudinaria, esa oportunidad inolvidable para pasearnos el cuerpo, mostrando que vivimos y que somos ciudadanos libres, a pesar de los golpistas que nos enfrentan y amargan por momentos la existencia. La manifestación me ha recordado a las que sucedieron al secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA: tras el silencio y la rabia acumulada durante años en Euskadi, vino el grito que deja de ser silencioso para convertirse casi en euforia que precede a la victoria definitiva.

Pero no basta con esta expresión extraordinaria de compromiso político y civismo que hoy hemos visto: porque salir del armario, alzar la voz y manifestarse es condición necesaria pero no suficiente para ganar la batalla al nacionalismo. Necesitamos además líderes políticos, mediáticos y de todo tipo que estén a la altura de las circunstancias.

Necesitamos dirigentes políticos que hagan pedagogía política y democrática en defensa de la unidad cívica de España y que expliquen con argumentos que no hay cosa más reaccionaria que cualquier nacionalismo; que es mejor unir que separar, derribar fronteras que levantarlas y vivir juntos que separados; que se trata de ampliar los espacios de convivencia, no de achicarlos, y de extender nuestro perímetro de ciudadanía, no de estrecharlo. Y que defender la unidad cívica de España frente a los independentistas que pretenden romperla es profundamente progresista.

Necesitamos líderes políticos y mediáticos que expliquen que el derecho a decidir nos corresponde a todos los ciudadanos… y que lo que los nacionalistas pretenden es impedir que todos podamos decidir sobre lo que a todos nos atañe: porque el modelo territorial del Estado, la posible modificación de la Constitución Española o el futuro del país… lo decidimos entre todos. Necesitamos dirigentes que antepongan el interés general al de su partido político concreto y que nos recuerden que el diálogo democrático se desarrolla en los parlamentos y entre demócratas, nunca con golpistas que se saltan la legalidad y vulneran el Estado de Derecho; porque no hay mejor medida política en estas circunstancias que cumplir y hacer cumplir la ley común que garantiza nuestros derechos.

Necesitamos urgentemente líderes que nos expliquen que no hay democracia sin respeto a la ley y que cualquier ley y también la Constitución Española pueden cambiarse… pero a través de los procedimientos legales establecidos, sin atajos, trampas o subterfugios. Y que lo que hagamos debe hacerse para garantizar más igualdad y más bienestar para todos, no para contentar a quienes viven del cuento de estar eternamente descontentos. Que con los golpistas no se dialoga sino que se les persigue judicialmente y se les detiene.

Hoy ha sido un día extraordinario porque miles de personas nos hemos echado a la calle para expresarnos libremente, que es, por cierto, la mejor forma de reivindicar la libertad de expresión: hacerlo sin pedir permiso a nadie. Pero no nos confiemos. Una manifestación como la de hoy era condición necesaria pero no es condición suficiente para ganar al nacionalismo y su pretensión de dividirnos y hacer volar por los aires nuestro modelo de convivencia. No bajemos la guardia. Necesitamos dirigentes políticos y líderes de opinión que estén a la altura de las circunstancias en este momento histórico. Nos jugamos todo.

Autor: Gorka Maneiro

Fuente:https://www.elcatalan.es/manifestacion-historica-condicion-necesaria-no-suficiente/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *